domingo, 23 de julio de 2017

¿Por qué es tan difícil encontrar un bikini que se ajuste a mis necesidades?

Ayer en la pisci estrené mi bikini de Banned. Estéticamente es amor pero, amijas y amijos, al final ha resultado de lo más incómodo. Os cuento mi experiencia.

Llevaba tiempo buscando un bikini con una parte de abajo que fuera tipo culotte con un poquito de pierna porque tengo la piel muy mierda y además no me gusta enseñar el pandero. Si se me ve un poco de cachete por abajo me la pela pero lo importante para mí es que las ingles estén protegidas. El caso es que es algo bastante complicadillo de encontrar. A los diseñadores últimamente les da por sacar microbragas, slips estándar o braga-fajas altotas ya bien cerraditas ya bien con subidas de pierna que llegan al sobaco. Pero micro pantaloncitos, raro-raro. Aquí lanzo una pregunta al viento ¿es tan extraño lo que pido?

Entonces un día encontré mi preciosidad de Banned, un bikini pantaloncito que cubría perfectamente mis requisitos braguiles con un estampado ultracuqui de pastelitos-calavera.


Imagen del bikini en cuestión sacada de Amazon

Embriagada por la extrema monez del estampado y por el oh-Seitan-por-fin-una-puta-braguita-pantalón, al probármelo no me dí cuenta pero ay, la parte de arriba tenía letra pequeña: es que la copa (dicho sea de paso con un relleno nivel parachoques) me quedaba canija mientras que la espalda me iba grande. Eso a las que van bien servidas les pasará mucho, pero yo calzo una muy modesta copa B y no me cabían mis igualmente modestas berzas. A la mínima se me salían por abajo. No comprendo.

En fin. Volveré a mis básicos de cortinilla del Decathlón e iré rezando a San Chapuzón a ver si encuentro más culottes que me queden bien.

viernes, 20 de enero de 2017

Transparencia turquesa

Conocí a mi preciosa Diana hace casi 7 años. Durante este tiempo la he vestido como modelo, ha estado al otro lado de la cámara para retratar mis prendas y en general, ha pringado conmigo repetidas veces. La valoro mucho como artista, tiene una gran sensibilidad que se nota en su trabajo y, me vais a permitir ponerme un poquito moñas, la quiero muchísimo.

El caso es que, entre prendas que me ha comprado y prendas que le he regalado, tiene un armario Miss Self/Dita bastante apañado y a veces le echo morro, como en esta ocasión, y le pido que se haga fotos con ella. De esto va hoy el tema. Os presento la blusa de seda turquesa que le regalé por su cumpleaños ¿el año pasado?


Se trata de una prenda confeccionada en gasa de seda rematada en batista color marfil. Escogí ese tono de turquesa, suave y delicado, porque sé que es de sus preferidos. Con escote delantero a la caja plegado y cierre trasero por botones de nácar con abertura, es una pieza no convencional de modistería hecha con todo mi amor.

Le estoy poniendo ojitos para que me saque más imágenes con otras prendas pero de momento tengo esta serie de autorretratos que me ha encantado.

¿Queréis ver más foticos? Las tenéis en mi porfolio on-line ;)

viernes, 30 de diciembre de 2016

Poniendo pesos en la balanza

Se acaba el año y como todo hijo de vecino me resulta inevitable ponerme a hacer balance sobre qué ha salido bien, qué ha salido mal, qué puedo mejorar y qué tengo que dejar a la providencia. El hecho es que este año ha sido bastante interesante. He cambiado cosas, me he pegado con el mundo (como de costumbre), me he pegado conmigo misma (y para variar, he ganado) y he solucionado cuentas pendientes. Puedo decir que, con lo malo que ha podido tener, lo acabo con cierta satisfacción. Os cuento los por qués.

  • A los 8 años de terminar la carrera, por fin, este pasado febrero entregué mi TFC. No obstante, no ha sido nada fácil, no. Tuve que cambiar de tema, cambiar de tutor, se me murió mi segundo tutor por el camino - Rafa, ya te vale, me la liaste parda -, las contracturas se me hicieron fuertes en la espalda y de bonus track, se me ha quedado un poco de vista cansada como los yayos. Con todo, ha sido una liberación absoluta.
  • Después de un año a vueltas, renovamos la web, la dejamos bonica y funcionando. En octubre montamos tienda Etsy, sobre todo en vistas al mercado estadounidense, y poco a poco parece que va funcionando. Me estoy moviendo más que nunca para buscar vías de distribución alternativas a una servidora (si me lee alguna tienda, que me contacte) y tengo todas las ganas del mundo de crear cosas nuevas.
  • Me he hecho unos cuantos conjuntos para sentirme mona y he empezado a retratarme con ellos. Poco a poco, voy venciendo a mi rechazo a hacerme fotos y, aunque los últimos meses lo tengo un poco parado, la actitud sigue ahí.
  • A principios de año, por salud, cambié mi dieta. No soy muy estricta pero me he quitado un montón de mierdas, así que estoy contenta. He bajado de peso y confío en que mi sangre ya no sea sirope de panceta (lo confirmaré con los análisis de la semana que viene).
  • Para seguir con la buena dinámica, en octubre me apunté al gimnasio. Noto como mis brazos van desenmantequillándose poco a poco porque, ya no es que tenga kilos de más (que algunos hay) es que mi masa muscular era inexistente y me dolía todo. Ahora me van doliendo menos las contracturas y más las agujetas.
  • Pero lo mejor de todo, lo que más me ha costado de los hitos del año, se ha hecho esperar hasta hace dos días como quien dice. Y ha sido ¡sacarme el puto carné de conducir! 4 veces he suspendido. No había suspendido tanto en mi vida. Ya pensaba que tenía muñones en vez de manos y pies. Y por fin, Papá Noel se adelantó y el 23 me trajo una L.

Me quedan asuntos que no he podido terminar, como dejar finiquitada la tienda online de la web y otros que no he podido ni empezar, como aprender chino, pero aun así, hoy estoy contenta. Puedo decir que este año ha sido un buen año. Las cosas buenas de mi vida se mantienen fuertes. A las cosas malas, poco a poco, les voy pisando el cuello. Eso sí, estoy decidida a que el año que entra sea mucho mejor y espero que estéis cerca para verlo.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Bolsos facetados: Bao Bao vs Purificación García

Llamadme desconfiada pero no creo en las casualidades.

Hace unos años descubrí los bolsos ultra molones (e inaccesibles para mi bolsillo pero no para mi corazón) de la línea Bao Bao de Issey Miyake. Ese corte geométrico maravilloso me enamoró desde el minuto 0. Lo que empezó con unos poquitos accesorios hoy es una variedad bastante amplia de modelos con un diseño facetado como leitmotiv.

LUCENT FROST TOTE de BAO BAO


El caso es que me resultaba curioso que un concepto tan chulo de bolso no hubiera sido copiado hasta la saciedad. Quizás ha habido copias por ahí, pero desde luego no ha sido de una forma masiva. Pero hoy por casualidad me he encontrado con un parecido razonable de nada más y nada menos que Purificación García (si seguís el enlace veréis que no es que haya sacado un modelo, no, ha sacado una línea entera).

BOLSO SHOPPING ORIGAMI de Purficación García

A mi me huele un poco a chamusquina, pero me gustaría saber vuestra opinión:

¿Inspiración? ¿Casualidad? ¿Copia descarada?

jueves, 29 de septiembre de 2016

¿Por qué te ofendes?

Hoy no voy a hablar de moda, hoy toca un poquito de crítica social. No es algo que acostumbre a hacer por dos motivos. El primero es que no me gusta pringarme ni meterme en terrenos farragosos, prefiero ser una criaturilla pacífica hablando de asuntos tranquilos que no generen controversia. El segundo motivo es que, por alguna razón que desconozco, tiendo a respetar muy mucho las opiniones ajenas, esté o no de acuerdo con ellas; no me gusta ser fuente de ofensas y, por muy opuesta que sea una postura a la mía, intento ver las cosas desde un prisma abierto que me permita comprender al contrario. No obstante, esta vez ha habido algo que me ha tocado la fibra sensible, no sé, me ha puesto un poco tonta, y me está empujando a soltar una brisa de mala leche hacia todos aquellos que se creen en posesión de un código moral absoluto e irrefutable. Al lío.

Salón Erótico de Barcelona Apricots 2016. Vídeo promocional. Recalco, promocional (ahora explico el por qué del énfasis). Comienza con una aseveración muy clara y contundente de la portavoz del evento: "Me llamo Amarna Miller. Soy actriz porno y nací en un país hipócrita...". A lo largo del vídeo, muy bien realizado, con mucho gusto, su Requiem de Mozart de fondo y mucha mala baba, se van enumerando ejemplos que retratan el por qué de la premisa inicial. Si no lo habéis visto, os invito a que lo hagáis, porque merece mucho la pena - es muy fácil de encontrar, ha conseguido un montón de difusión ;).

Yo lo he visto varias veces porque me ha gustado un montón. Me parece un trabajo muy potente y que refleja muy bien lo podrida que está la sociedad española. Me ha faltado levantarme y aplaudir. Sin embargo, no todo el mundo lo ha percibido del mismo modo. Como toda acción crítica, ha generado respuestas airadas de lo más variopinto. Algunas han podido ser por desagrado hacia las imágenes, pero otras, ay, esas otras pertenecen sin duda a personas que se han sentido ofendidas. Y aquí es justo a donde quiero llegar. ¿Quién se ofende y por qué? La respuesta es muy simple y muy humana. Porque se han dado por aludidas. Porque se han visto reflejadas en ese torero ensangrentado que sostiene a un bebé entre sus brazos o en aquella mujer que con su voto apoya a que los corruptos sigan manteniendo su estatus y llevándose la pasta muerta (¿es cosa mía, o la señora a quien le llueven billetes se parece casualmente a la Sra. Barberá?). Porque a nadie le gusta que le restrieguen su lado oscuro por la cara.

El caso es que, según iba leyendo comentarios, me daban ganas de irlos desmontando uno por uno pero, como ya os he dicho que no me va la gresca, he pensado "mejor voy a tomar una actitud más serena y, por qué no decirlo, más cobarde (conozco bien mi lado oscuro y no me llevo mal del todo con él) y rebatir la ristra de argumentos indignados desde la comodidad de mi blog".

Entre las respuestas que he leído había muchas paridas por energúmenos que se limitan a insultar a Amarna por hacer porno. A estos señores y señoras simplemente les diría que ser actriz porno es una profesión, ser prostituta es otra profesión distinta -inciso, no voy a entrar en el tema de la explotación de la mujer que pueda afectar a ambas profesiones, especialmente a la prostitución, porque un jardín muy grande y merece reflexión aparte- y  y ninguna de ellas te convierte en mejor o peor persona. Es más, hacen una labor social. ¡Qué sería de nuestros pobres adolescentes (y no tan adolescentes) que no meten ni miedo si no tuvieran su material masturbatorio! 

También había mucho orgullo patrio de "eso que muestra el vídeo no es España". A esas personas simplemente les recomendaría revisar los medios de comunicación que siguen porque igual el problema que tienen es que no están al día. Igual no se han enterado de los casos de corrupción, de las familias que se quedan en la calle, de los comedores sociales atestados, de los abusos en el seno de la Iglesia... Igual simplemente se tienen que documentar un poco más. Porque amigos, todo eso ocurre aquí y sale en las noticias a diario.

Los pro-vida y los taurinos reciben lo suyo y se han cabreado en consecuencia. "Es que no puedes comparar un bebé y un toro". Sólo un par de cosejas, torturar a un animal hasta la muerte, lo mires como lo mires, es cruel y salvaje. Segundo, querer que se proteja a los embriones, pero luego, cuando la madre no puede mantener al bebé, ambos queden desprotegidos, está muy feo; llamar asesina a la que aborta y luego obligar a que tu hija reciba un "segundo diagnóstico" en una clínica privada, ya no te quiero ni contar.

Por otra parte estaban aquellos que decían, "buah, es puro marketing, y a esa chica le han dicho lo que tiene que decir". Ejem, sí, es un vídeo promocional de un evento, y sí, alguien habrá escrito el guión, porque oye, ya que se hace un trabajo, se hace bien. Además, ¿quién os dice que no haya podido ser la propia Amarna? Os recuerdo que es una mujer de veintipocos que ya ha conseguido éxito a nivel nternacional a base de ingenio, trabajo y tenacidad. Pero en cualquiera de los casos ¿qué más da quién lo haya escrito? Que el sexo vende es un hecho comprobado así que ¿qué mejor plataforma para lanzar un mensaje de denuncia social que aquella que tiene tanto alcance potencial? Cuanta más gente escuche el mensaje, mejor. 

Pero mis favoritos, sin duda, son los de "no generalicéis, no todos somos así". Pues claro que no, pero si no eres así, ¿por qué te ofendes? Tú no eres esa votante. Tú no eres ese cura. Tú no eres ese banquero. Tú no estás representado en esos roles. ¿O quizá sí? Quizá sí seas esa votante, ese cura y ese banquero. Quizás en el fondo te parezca bien que otros representen esos roles. Y si te parece bien ¿por qué te ofendes?

lunes, 29 de agosto de 2016

La gatita Pusheen y los pantalones culotte

Llevan un par de temporadas en tendencia y me conquistaron desde el primer momento que los vi. Hablo de los pantalones tipo culotte. Por fin conseguí sacar tiempo para hacerme unos en tejido denim-stretch negro y la verdad ¡tendría que habérmelos hecho antes! Son super cómodos, son bastante fáciles de combinar (más de lo que pensaba) y además son fresquitos para primavera-verano. Me declaro fan. Hoy os los enseño combinados con una camiseta de mi gatuna gráfica favorita, Pusheen y unas cuñas altas pero tengo ganas de ponérmelos con corsé, a ver qué tal quedan ^^




Camiseta: Pusheen x HM
Pantalón: : Dita Mortemí (yo mismamente)
Sandalias de cuña: Andrea Morelli
Cinturón: El Rastro

domingo, 31 de julio de 2016

Chaleco motero adamascado

Este es el chaleco en damasco del que os hablaba en la entrada Proyectos. Organza azul. Se trata de una pieza inspirada en las chaquetas perfecto o lo que viene siendo las chupas de cuero de toda la vida, reinterpretada como una pseudocasaca barroca, por tratar de colgarle algunas etiquetas.


Las imágenes corren por cuenta de Garci junto con la belleza andrógina Roarie Yum. ¿Queréis ver todas las fotografías? Echadle un ojillo a mi portfolio on-line.